En vista de la situación actual de “clausura” forzosa.

Hay pequeños que en estos días tienen miedo cuando ven que sus padres tosen porque temen que sus padres estén en peligro. Además se les ha cambiado la rutina de repente y sin más explicación. Si a esto le añadimos que están viendo a los adultos un tanto nerviosos por la situación.

Es prudente explicar a los niños más pequeños la situación utilizando un lenguaje que puedan comprender en función de su edad.

Porque seamos realistas no son ajenos a lo que ocurre, como muestra  ya antes de que cerraran los colegios algunos niños jugaban al coronavirus, que no es otra cosa que hacerle “el vacío” a algún compañero.

Hay distintos recursos, como este fantástico cuento del COP de Madrid.

 

 

Deja un comentario